2019 · 10 · 17

Colonos de Israel irrumpen en sitio islámico sagrado de Jerusalén

Cientos de colonos judíos irrumpieron hoy en el complejo de la mezquita Al-Aqsa, custodiados por la policía israelí, divulgó el director del templo, Omar Kiswani.

Foto: Archivo

Kiswani señaló que unos 432 colonos, incluidos studiantes de diversas yeshivas talmúdicas, penetraron en grupos en Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado de la religión islámica después de las ciudades de La Meca y Medina en Arabia Saudita.

Bajo una fuerte protección de la policía israelí, los judíos realizaron recorridos provocadores por el lugar y realizaron incluso rituales talmúdicos y oraciones en el lugar.

Las personas no musulmanas pueden ingresar a la mezquita de Al-Aqsa en los horarios de visitas establecidos, pero les está prohibida la práctica de cualquier ritual religioso.

Kiswani agregó que las autoridades israelíes endurecieron las restricciones de acceso para los palestinos en el área con el pretexto de asegurar la protección de los colonos.

Algunos activistas israelíes de derecha han abogado por la destrucción del complejo de la Mezquita Al-Aqsa para dar paso a la construcción del Tercer Templo judío, lo que ha sido denunciado en reiteradas ocasiones por la Autoridad Palestina (AP).

Los colonos judíos mesiánicos esperan establecer una mayor presencia en el sitio islámico sagrado, uno de los santuarios musulmanes más importantes del mundo y un potente símbolo del nacionalismo palestino.

Sus creencias de extrema derecha alguna vez se consideraron un pequeño movimiento marginal, pero en los últimos años han encontrado el favor de la administración del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, recibiendo el respaldo de muchos legisladores.

La AP ha advertido que las incursiones de los colonos en el complejo de la mezquita junto con la toma de posesión de la propiedad de la iglesia en Jerusalén se perciben como parte del plan para transformar una ciudad multirreligiosa y multicultural en una ciudad judía reunificada bajo el control exclusivo y la soberanía de Israel.

Fuente: Agencia Prensa Latina